Quien quiera participar activamente y subir textos o abrir foros de debate, no tiene más que escribir un comentario en el foro con su correo electrónico y se le darán privilegios para postear.
Salud y fuerza

viernes, 15 de julio de 2011

Mis laberintos.¿Habeis pensado alguna vez cuanta energía se puede perder intentando salir de un laberinto? Ahora, con la poquita energía de que dispongo no puedo meterme en ninguno de ellos, no merece la pena. Los evito. Mis laberintos son aquellas preguntas que no tienen respuestas, aquellas situaciones de las que no puedes salir indemne, aquellas relaciones que exigen un control por falta de confianza, amistades perdidas, familiares desaparecidos de tu entorno próximo, y un largo etc...de que pensarán, que habré dicho o qué habré hecho. En cambio me interesa mucho lo inmediato, los seres que me rodean, los que conforman mi entorno, los que aunque a miles de km se hacen presentes y aquellos que con su cariño se vuelven imprescinibles. ¡No quiero laberintos! ¡Nunca venceria al Minotauro!.

¿Habeis pensado alguna vez cuanta energía se puede perder intentando salir de un laberinto? Ahora, con la poquita energía de que dispongo no puedo meterme en ninguno de ellos, no merece la pena. Los evito. Mis laberintos son aquellas preguntas que no tienen respuestas, aquellas situaciones de las que no puedes salir indemne, aquellas relaciones que exigen un control por falta de confianza, amistades perdidas, familiares desaparecidos de tu entorno próximo, y un largo etc...de que pensarán, que habré dicho o qué habré hecho.
En cambio me interesa mucho lo inmediato, los seres que me rodean, los que conforman mi entorno, los que aunque a miles de km se hacen presentes y aquellos que con su cariño se vuelven imprescinibles.
¡No quiero laberintos! ¡Nunca venceria al Minotauro!.

8 comentarios:

  1. ¡Socorro, se ha duplicao el texto!

    ResponderEliminar
  2. No te preocupes por el duplicao. Es tan bueno que da gusto leerlo dos veces. Me identifico con tu texto, tantas veces me perdí en laberintos!! Los evito aunque sin darme cuenta a veces estoy en uno, sin saber como llegué y mucho menos como salir.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Ay!! querida Pitufa, ahora soy yo la que dice
    ¡Socorroooo! tu texto se duplicó y yo puse un comentario para Jimul donde recomienda ElAbrazodelOso ¡Quedó publicado! al minuto escuché a mi ordenador decir "Glupp" y ¡desapareció mi comentario!! ¿se lo comió?

    ResponderEliminar
  4. A mi tampoco me gustan los laberintos Pitufa, me siento asfixiada y además los considero inútiles. A quién se le ocurrió crearlos y con qué fin?

    ResponderEliminar
  5. Mabel, como siga así tu ordenador vas a tener que ponerlo a dieta, jejejej!!!

    ResponderEliminar
  6. Nosotros mismos somos el laberinto, intentamos explicar complicadamente lo que es muy sencillo y básico.

    ResponderEliminar
  7. Si querida Gadys, voy a ponerlo a dieta, también se había comido el mensaje de socorro que mandé a Pitufa y le cayeron mal, en la noche los vomitó porque veo que hoy están publicados.

    ResponderEliminar
  8. Pitufa, pues sí que has hecho laberintos, jejjeje, pero lo que dices es tan certero, por lo menos para mí.
    Veo que también para Mabel, Gladys y hasta para Jimul.

    A mí me gustan los laberintos de palabras, como un juego, de hecho compro muchas revistas de juegos de palabras, pero los de la vida les temo.

    Y es que los laberintos de la vida, a veces, no tienen salida y ahí te quedas encerrada. Glub!

    un beso a todos! no uno para todos, (como los mosqueteros) sino un beso para cada uno.
    ¿alguien ha "visto" a Enfero?

    ResponderEliminar