Quien quiera participar activamente y subir textos o abrir foros de debate, no tiene más que escribir un comentario en el foro con su correo electrónico y se le darán privilegios para postear.
Salud y fuerza

martes, 16 de agosto de 2011

EL MILAGRO DE SAN DIMAS



En la corte del rey Sol, unas señoras
religiosas y devotas por demás,
le pidieron a San Dimas un milagro
que San Dimas concedió sin vacilar.
Le pidieron que al nacer todos los niños,
los dolores que las madres padecieran,
los sufrieran por igual todos los padres
y así el trance sería igual, para ellos y ellas.

Y asi sucedía, por orden del Cielo
cada vez que al mundo venía un chicuelo. (Bis)

Tururú que éste era el nombre de la reina
iba en trance preventivo a dar a luz,
disponíase el buen Rey al sufrimiento
como esposo de la bella Tururú.
Rodeado de doctores sapientísimos,
recostado ya el buen Rey entre algodones,
esperaba con muchísima impaciencia
la llegada de las grandes emociones.

Y toda la corte feliz esperaba
que llegara el niño que tanto ansiaban. (Bis)

Tras un largo sufrimiento de la reina,
el joven principito al fin nació,
mientras tanto estaba el Rey tan tranquilo
que ni el más leve dolorcito padeció.
Entretanto un gentilhombre muy garboso,
ayudado de su fiel palafrenero,
retorcíase en dolores espantosos
a la vez que llegaba el heredero.

Y es que San Dimas había prometido,
que sufriera el padre, pero no el marido. (Bis)


(Canción popular)

6 comentarios:

  1. No, nada de golfo. Un pelín cabroncete sí, pero él se ajusta escrupulosamente a las peticiones de sus seguidores.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Por fin me entero que fue por San Dimas!! Un compañero de trabajo sufrió un embarazo con vómitos y mareos. Luego del desmayo en el momento del parto pasó varios dias en reposo
    cuidado por su esposa, que solo tuvo dolores durante pocos minutos cuando nació su niña.
    ¡¡yo creia que se debió a que es un hombre demasiado sensible!!

    ResponderEliminar
  3. Jejeje ese San Dimas, seguro que fue cornudo alguna vez!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Oye jimul, no has hecho publica aquí la invitación a escribir con el tema de la torre de Hercules?
    Si te parece bien a tí y a la excelentisima ama y señora, doña Enfero de todas las ilusiones, puedo invitar a una amiga?

    ResponderEliminar