Quien quiera participar activamente y subir textos o abrir foros de debate, no tiene más que escribir un comentario en el foro con su correo electrónico y se le darán privilegios para postear.
Salud y fuerza

viernes, 3 de diciembre de 2010

Controlamos

(Dedicado a la jefa del Lugar, Enfero.)



(En una sala de un hotel tres ejecutivos discuten acerca de su trabajo. El líder es un tipo de unos 36 años vestido de sport exhibiendo la marca a todo aquel que no quiere mirar. El mayor, de unos 50 años es un tipo clásico de modales excesivamente correctos. La tercera en discordia es una mujer de gran belleza escondida con mucha discreción y estilo. La situación es un órdago al que hay que dar una solución plausible.)

C-1: ¿Habéis visto?... Así se hacen las cosas… En estos momentos se está hablando de nosotros… Nadie se reirá de nosotros ya, menos estos maricas de izdas. Por mucho ministro que nos echen, siempre ganaremos.

C-3: (Con gesto aún más arrogante) Por supuesto, hora es ya de que se enteren en este país que no nos pueden tratar como unas vulgares putas, a su antojo y capricho porque no le salen las cuentas. Esto en los tiempos de Franco no pasaba. Orden y disciplina es lo que hace falta en este país y si no lo ponen quiénes lo tienen que imponer, seremos nosotros los que daremos el golpe de timón.

C-2: (Con cara de sorpresa) ¿Pero qué os han dado de comer?... ¿Acaso venís enchufaos de coca a trabajar?... No estamos aquí para hacer política… Sencillamente estamos para reclamar nuestros derechos… Pienso que se nos está yendo de las manos, o se nos ha ido definitivamente.

C-3: (Encolerizado) Pero qué dices, niñata de mierda. Que sepas que mucho antes de que tu culito se paseara por las torres de control, el mío ya tenía almorranas de tanto controlar las vidas que volaban por este sacrosanto país… Nadie me tiene que decir lo que tengo o no tengo que hacer… Ese es un derecho que me lo he ganado hace tiempo. Y ninguna machorra me va a decir lo que tengo o no tengo que hacer… Además tengo una familia que depende de mi trabajo.

C-2: Tú lo que eres es…

C-1: (Intentando mediar en el enfrentamiento personal) Bueno, tranquilos… No hemos venido a echarnos en cara nuestras vidas personales. Pero en una cosa lleva razón nuestro compañero, querida… Nadie nos va a decir cuál va a ser nuestro futuro. Muchos lo intentaron y ninguno lo consiguió… Y el Zapatitos no será quien ponga el cascabel al gato. Nosotros seremos quien le pongamos de patitas en la calle.

C-2: Decididamente deliráis. A mí me gusta tan poco como a vosotros que pasemos al sector privado, pero no debemos protestar así, de lo contrario no sólo seremos enemigos del gobierno, si no, del resto del país y del mundo. El órdago que hemos planteado nos va a costar caro.

C-3: Pero porqué hemos tenido que incluir a una lesbiana de izdas. en el Comité de empresa. Sabía desde el primer momento que nos traería problemas. Se tenía que haber quedado el anterior portavoz. Al menos él tenía los huevos suficientes para decir las cosas claritas.

C-1: ¡Basta ya! Somos los que somos y ya está. Nadie va a salir dañado, seguro que se acojonan estos socialistas de mierda y se meten el rabo entre las piernas. Ya lo han hecho otras veces y no ha pasado nada. Los tenemos agarrados por los huevos.

C-2: Pero y si aceptan el órdago… No sois conscientes de que esta vez hemos llegado demasiado lejos… El incumplimiento de nuestras obligaciones puede acarrearnos un despido inmediato. Entonces ya no habrá negociación posible.

C-3: ¿Y quién va a ocupar nuestro lugar si nos despiden?… ¿Los militares tal vez? No tienen ni puta idea de llevar un espacio aéreo civil con tal cantidad de tráfico… A lo sumo 4 avioncitos de guerra… No están capacitados… Nos necesitan y lo saben… Eres una acojonada de mierda.

C-2: ¡Ah, sí! Pues no sé si sabíais que pueden decretar el Estado de Alarma y así obligarnos a volver a nuestro trabajo, quien no regrese…

C-1: ¿Qué dices?... ¿Estado de Alarma?... Tú deliras, eso no se decreta así como así… Sólo en condiciones especiales. Además no tienen huevos a hacerlo, antes llegarán a un acuerdo.

C-2: Pues tengo un contacto, relacionado con el gobierno, y me ha comentado que están pensando en esa posibilidad. Chicos hemos cerrado el espacio aéreo de un país y eso es muy grave, nos pueden condenar si quieren, por terrorismo. ¿No os dais cuenta de la mierda en la que nos hemos metido?

C-1: Se acabó, ya está bien de tanta gilipollez. Nadie va a salir de aquí hasta que yo lo diga, para eso me habéis dado la representación total. Nadie va a moverse de aquí hasta que yo lo diga. (Con mucha ironía) Y no te preocupes, Niña, llegarás a tiempo para poder retozar con tu pareja.

C-2: No quiero saber nada de vosotros… Esto ya está descontrolado… Sabed que de esta ya no salimos. (Se encamina hacia la puerta. Un fuerte tumulto y disparos se oyen detrás de la puerta. Al tiempo que por los altavoces una voz grave anuncia el siguiente mensaje):

VOZ: Señoras y Señores pasajeros, debido a la extrema y urgente situación que se está viviendo en estos momentos en el espacio aéreo de este país, el Gobierno, reunido en sesión de emergencia, ha decretado el Estado de Alarma. Esto significa que todos los Controladores están obligados a volver a sus puestos de trabajo con total normalidad, de no hacerlo, se les abrirá un expediente y serán expulsados definitivamente de sus puestos de trabajos actuales. El Gobierno espera, que en breves horas el espacio aéreo español quede abierto al tráfico con total normalidad. (Se quedan petrificados… Se miran unos a otros.)

C-3: (En un arrebato de furia, se dirige hacia C-2, y la estrangula hasta darle muerte… C-1, no sabe qué hacer, piensa que todo es una pesadilla y que dentro de poco se despertará, volviendo todo a la realidad… Recupera la consciencia y se dirige hacia C-3, para evitar que haga una estupidez, aunque ya es demasiado tarde, el cuerpo de C-2, yace inerte en el suelo de la habitación.) Quería jodernos, tú la oíste, yo…

C-1: Se acabó… Todo está perdido… Nos han ganado… No hay nada que hacer… Me voy a trabajar… (Saca su móvil y hace una llamada) Desconvocad la huelga, nos han ganado.

fin

5 comentarios:

  1. El otro:
    Yo ni contigo ni sin tí. Lo mio, a esperar que caiga la breva, ya me chuparé los dedos.

    Expresiones
    Piedra

    ResponderEliminar
  2. Bueno, ya hice lo que la jefa me sugirió y de buen grado. No supe nada hasta la noche, cuando regresé y me enteré de la "desgracia de unos sufridos y esclavizados trabajadores que no cobran ná y andan infartados todo el día". Habría que declarar también el Estado de Alarma a los políticos, banqueros y constructores.

    ResponderEliminar
  3. Tú tenías que escribir de la actualidad de hace 2 segundos Jimulete, es tu lugar junto con las entrevistas y te lo ganas, así que era obligación "casi"... Besicos, te lo has currau

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias Jefa, todo un detallazo viniendo dea jerifaltía... Juasssss.

    ResponderEliminar